¡Atención! Utilizamos cookies propias y de terceros.

Para ofrecerte el mejor servicio utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más

Acepto

Uso de Cookies

Nuestra página web utiliza cookies para analizar las visitas de los usuarios y así poder ofrecerte un mejor servicio basándonos en las necesidades detectadas. Las cookies son unos pequeños archivos que se guardan en el ordenador desde el que accedes a nuestra web y nos facilitan este análisis.

La información que obtenemos está relacionada con los tipos de productos visitados, el tiempo que permanece en nuestra web, el idioma, el número de usuarios o el navegador web utilizado entre otros. Todas las cookies que utilizamos provienen de empresas estadísticas y bajo ningún concepto se obtienen datos de nombres y apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. 

Puedes permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies usando la configuración de tu navegador. Para ello puedes usar los siguientes enlaces según el navegador que utilices:

Google Chrome:  https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es
Internet Explorer:  http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-10
Apple Safari:  http://support.apple.com/kb/index?page=search&src=support_site.kbase.search&locale=en_US&q=cookies
Mozilla Firefox:  http://support.mozilla.org/es/search?esab=a&q=cookies
Opera Browser:  http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html

logo googlelogo twitterlogo facebook

Crassulas

crassulas

Las crassulas son plantas herbáceas, de hoja perenne que se han convertido en un género muy común en nuestros hogares.

El nombre de crassula deriva del latín crassus «gordo, grande» por el aspecto de sus hojas, perteneciendo a la familia Crassulaceae, un grupo muy extenso de plantas suculentas originarias de zonas áridas del África meridional.

 

El género crassula incluye alrededor de 200 especies diferentes, siendo entre ellas muy diferentes en tamaño y formas (como puede ser la crassula hemisphaerica o la crassula ovata) encontrando plantas que apenas levantan del suelo hasta plantas que llegan a superar los 2 metros de altura.

Las crassulas se propagan normalmente mediante división de esquejes o cortes de hoja, dejándolos secar durante unos días para posteriormente colocarlos en el sustrato.

La mayoría de estas plantas toleran pequeñas heladas, sin embargo, si las temperaturas son extremas, tanto en frío o calor y se alargan en el tiempo, pueden hacerles perder el follaje y morir.

Sus flores generalmente son de color blanco, con forma de estrella y que brotan de pequeños racimos.

Aunque estas plantas no requieren de demasiados cuidados, tienen unas necesidades básicas para que puedan crecer sin problemas y aguanten durante muchos años:

-Son plantas que necesitan mucha luz en todas las estaciones del año, pero es recomendable no colocarlas al sol directo.

-Son plantas que necesitan de mucho aire, por lo que si están colocadas en el interior, es recomendable colocarlas todos los días cerca de una ventana abierta.

-El riego siempre debe efectuarse cuando el sustrato está completamente seco. Un truco es introducir un palo de madera hasta el fondo del sustrato, si al extraerlo está completamente seco puedes volver a regarlas.

-Utilizaremos un sustrato específico para cactus y suculentas o lo haremos nosotros mismos, utilizando dos partes de compost universal y una parte de perlita o arena de río.

-Aunque no es necesario abonar las crassulas, siempre es recomendable hacerlo dos veces al año con un sustrato específico para cactus y suculentas, una vez a principios de primavera y otra a principios de otoño.

-Las enfermedades más comunes a las que se encuentran las crassulas son los hongos y las cochinillas.

 

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

designed by icbrg.es